veganismo

¿Qué es un vegano y con qué se come?

en Opinión/Salud por

Ser vegano “está de moda”, cada vez más personas afirman que lo son y que mantienen una postura ética a la hora de elegir los productos que consumen. A pesar de que es un tema de interés actual en las redes sociales y las pláticas de café, el estilo de vida vegano sigue siendo desconocido por mucha gente. Y aunque la dieta que elegimos es una cuestión cien por ciento personal, es importante estar informados sobre lo que comemos y el impacto que tiene en nuestra salud y el medio ambiente. Aquí te platico un poco sobre el estilo de vida vegano.

Diferencia entre vegano y vegetariano

Hay confusiones en el uso de la terminología, por ejemplo, cuál es la diferencia entre vegano, vegetariano u ovolactovegetariano. Cuando se responde a estas preguntas muchas veces la respuesta gira en torno a lo que comen y dejan de comer unos y otros, y se deja de lado los motivos por los cuales las personas deciden cambiar sus hábitos de consumo, especialmente los veganos.

Todo vegano es vegetariano pero no todo vegetariano es vegano. Los vegetarianos tienen un régimen alimenticio basado principalmente en el consumo de productos vegetales. Hay varios tipos de dieta vegetariana que en la mayoría de los casos incorporan uno o más productos de origen animal.

Las dietas vegetarianas agrupan a todas las dietas sin carne. Los ovolacteovegetarianos consumen además leche y huevos, los pescetarianos comen pescado, los apivegetarianos miel de abeja. Se dice que los vegetarianos que llevan una dieta 100% libre de productos de origen animal llevan una dieta de estilo vegana. Una dieta vegana o vegetariana al cien por ciento está libre de productos de origen animal, no incluye lácteos ni huevo.

El vegano considera que todos los animales merecen una vida libre de sufrimiento, desde un gato o un perro doméstico hasta una vaca o una gallina; por eso evita consumir cualquier producto que se elabore usando materias primas que provengan de los animales y sus derivados. En cambio, busca alimentos de origen vegetal, en su vestimenta prefiere los materiales sintéticos o vegetales y en los productos de higiene utiliza las marcas que no realizan pruebas de laboratorio en animales.

Actualmente muchos productos de limpieza, higiene personal y cosméticos incluyen una etiqueta para indicar que son aptos para veganos, lo que quiere decir que en su elaboración no se utilizaron materias primas de origen animal y que tampoco se hicieron pruebas en animales durante su desarrollo.

Ya sea por compasión a los animales, por el ambiente, por la paz, por el hambre mundial, por el agua, por la salud pública o cualquiera de sus razones, quienes llevan una vida vegana reducen mucho su huella ecológica y evitan la muerte de cientos de animales cada año.

¿Sabías que?

ser-vegano

  • La Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (ONU-FAO) determinó en un estudio que el ganado emite el 18% del total del bióxido de carbono a nivel mundial. El World Watch Institute retomó este estudio y añadió factores que la FAO no había considerado. Concluyó que la cría de ganado y las actividades relacionadas emiten 32,654 millones de toneladas de CO2 por año, es decir, que son responsables del 51% de todas las emisiones globales de este gas que daña nuestra atmósfera y causa el calentamiento global.
  • De acuerdo con el portal de Water Foot Print Network, una organización que mide el promedio de agua que usamos para producir nuestros bienes y servicios, aproximadamente se necesitan 15400 litros de agua para producir un kilo de carne. Si consideramos que al tomar un baño diario de diez minutos gastamos en promedio 4250 litros de agua mensualmente, al renunciar a un kilo de carne estaremos ahorrando el equivalente a poco más de tres meses de regaderazos.
  • Expertos en Ecología Social y Ciencias Biológicas de la Universidad Alpen-Adra en Viena, propusieron un modelo de alimentación principalmente vegetariano; estudiaron varios escenarios para su implementación con base en las predicciones regionales de cultivos, la superficie agrícola, entre otros datos proporcionados por la ONU-FAO. De lograrse, se evitaría en gran medida la deforestación y la destrucción de ecosistemas, y tendríamos comida suficiente para alimentar al total de los habitantes que vivirán en la Tierra en el 2050.
  • Una dieta vegana equilibrada previene enfermedades y puede auxiliar en el tratamiento de muchas otras. Reduce el riesgo de padecer hipertensión, síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Generalmente contiene menos grasas trans y saturadas que son las que hacen más daño y no contiene colesterol en lo absoluto.
  • Una dieta vegana también puede ser poco saludable si se incluyen muchos productos procesados, demasiados carbohidratos simples como papas y refrescos y pocos vegetales frescos. Es importante informarse sobre temas de nutrición y consultar a un nutriólogo especialista en dietas vegetarianas al cambiar nuestra forma de alimentación.
  • Una dieta basada en vegetales contribuye a estar en forma y reducir tallas.

Mitos y realidades

vegano-carnívoro

“Los veganos tienen problemas de salud porque no consumen suficientes proteínas.”

Este es uno de los grandes mitos sobre la comida vegetariana, pues tendemos a pensar que la proteína se encuentra casi exclusivamente en la carne, pero esto es falso y además, consumimos proteína en exceso.

Un estudio realizado con más de 70 mil sujetos de 2002 a 2007 comparó los perfiles nutricionales de los distintos tipos de vegetarianos (pecetarianos, ovolactovegetarianos, semivegetarianos y vegetarianos estrictos) y los no vegetarianos.

Uno de los hallazgos de la investigación fue que en todos los grupos se consume más proteína de la recomendada (42 gr diarios) y no la suficiente cantidad de fibra, por lo que ésta debería ser la preocupación principal y no la proteína. También encontraron que las dietas no vegetarianas tenían los menores consumos de proteínas vegetales, fibra, betacaroteno y magnesio, y los consumos más altos de grasa saturada, trans y ácidos grasos.

“Solamente las personas adultas pueden ser veganas, los niños necesitan productos derivados de los animales para su sano crecimiento.”

La Asociación Dietética Americana considera que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas son saludables y nutricionalmente convenientes en todas las etapas del ciclo de vida como el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, y para los atletas. Prueba de ello son los beneficios de las dietas vegetarianas en la salud y la prevención de enfermedades cardiacas, colesterol, tensión arterial baja y diabetes tipo 2.

“No consumen suficiente vitamina B12 ni D.”

Los veganos obtienen la vitamina B12 con el consumo regular de alimentos enriquecidos, como las bebidas fortificadas de soya y arroz, y cereales para el desayuno; de lo contrario necesitan un suplemento que compense los niveles de esta vitamina, pues ningún alimento vegetal no fortificado contiene una cantidad significativa de activos de la vitamina B12.

Por su parte, la vitamina D es importante para la salud ósea. El estado de la vitamina D depende de la exposición al sol y la ingesta de alimentos o suplementos de vitamina D fortificada. Los veganos pueden obtener esta vitamina de algunas marcas de leche de soya, leche de arroz y jugo de naranja, y algunos cereales para el desayuno y margarinas, así como con una adecuada exposición al sol.

“Ser vegano es muy caro.”

Basta con hacer números y comparar precios: ¿es más caro un kilo de arroz o lentejas que un kilo de huevo? Depende del municipio, pero en términos generales, no. Te invitamos a revisar en la página web de la Profeco los precios de la Canasta en México. Puedes filtrar por Estado y municipio y encontrar los precios máximos y mínimos de leguminosas, bebidas, azúcares, etc. Encontrarás que por el contrario, puede incluso resultar más barato que una dieta omnívora.

“La comida vegana sabe feo.”

Desde ensaladas hasta hamburguesas vegetarianas o de soya, hay una serie de recetas que puedes consultar por Internet o simplemente, echar a volar tu imaginación a la hora de cocinar, te sorprenderán las posibilidades, texturas y sabores que se pueden lograr con la comida vegana. Muchos platillos de la comida mexicana son prácticamente veganos reemplazando uno o dos ingredientes por opciones vegetales.

“No puedes ir a restaurantes normales.”

Cada vez hay más restaurantes veganos e incluso en los restaurantes “normales” siempre hay opción de pedir alimentos del menú que no contengan carne; incluso puedes pedir que te preparen algo de manera diferente y cambiar las guarniciones.

“Disonancia cognitiva: ser vegano es muy difícil, las plantas tienen sentimientos, los leones comen carne.”

Lo que comemos es parte importante de nuestra identidad y está estrechamente relacionado con aspectos sociales, psicológicos y emocionales. Es normal que cuando se presenta evidencia contraria a nuestras creencias adoptemos una posición defensiva, a este fenómeno se le llama disonancia cognitiva y se produce al mantener dos pensamientos que están en conflicto.

Este tipo de razonamientos nos alejan de lo importante: ser vegano es una postura ética que pretende reducir el impacto del hombre en el ambiente (no el de los leones o de las plantas) y de construir alternativas alimenticias viables para todos que, aunque puedan costar trabajo al inicio, a la larga traerán beneficios a la salud personal y del planeta.

Celebridades veganas

Cada día más gente se vuelve vegana y las celebridades no son la excepción. Ya sea por protección a los animales o por cuestiones de salud y para verse mejor, estas personas han optado por un estilo de vida libre del consumo de productos derivados de los animales.

Ariana Grande

La cantante posteó en 2013 un twitt en el que señala “He comido orgánicamente desde pequeña y siempre he mantenido el consumo de carne al mínimo, ¡pero hoy me inicio como 100% vegana! Qué feliz día.” Cuenta que era muy aficionada a la carne de salmón, la comía casi diario, pero desde que cambió sus hábitos alimenticios afirma que mejoró su salud y su figura en general.

Adele

Declaró en 2015 a los medios de comunicación, tras una notable transformación en la que perdió varios kilos, “Estoy tratando ser vegana. Tengo que ser muy saludable y encontrar los nutrientes de la carne en otras fuentes, no me gusta mucho el tofu. Pero cada vez que pienso en comer carne, volteo a ver a mi perro a los ojos”.

Peter Dinklage

El actor de la serie Game of Thrones ha sido vegetariano por un largo tiempo. “Pienso que es mucho más fácil ahora convertirse en vegetariano que cuando era joven. Hay más mercados orgánicos, productos de soya y restaurantes,” declaró en entrevista a una conocida asociación defensora de animales. “Ahora es menos caro y los restaurantes son más fáciles de encontrar.”

Jared Leto

El actor dijo en una entrevista en 2013 que “20 años de ser vegetariano/vegano y cuidarme” lo ayuda a verse y sentirse más joven.

Miley Cyrus

Miley afirmó en un programa televisivo que “La razón por la que me hice vegana es porque tenía un pez que era extremadamente inteligente” además de que tiene un cerdo como mascota y eso influyó en su decisión.

Paul Mc Cartney

El cantautor de los Beatles no solamente es vegano, es defensor de los animales. Cuenta que se volvió vegano a raíz de ver cómo moría un pez “Me di cuenta de que, mientras le miraba luchando por respirar, de que su vida era tan importante para mí como es la mía”.

Ellen DeGeneres

La comediante y conductora del programa de entrevistas Ellen DeGeneres, es vegana desde 2008. Incluso tiene su propio blog vegano, “Going Vegan With Ellen” (“hazte vegano con Ellen”), en el que da tips para que la transición al veganismo sea más sencilla.

Otras personalidades veganas: Brad Pitt, Pamela Anderson, Jason Mraz, James Cameron, James Cromwell, entre otros. Además de las celebridades, muchos pensadores, artistas y escritores optaron por una dieta sin carne, algunos de ellos fueron: Albert Einstein, Leonardo da Vinci, Mahatma Gandhi y Pitágoras.

Si quieres saber más sobre el tema busca en las redes sociales grupos de veganos y vegetarianos, en ellos encontrarás mucha gente dispuesta a orientarte. No importa si eres omnívoro, vegetariano o vegano, en todos los casos es importante que tu dieta sea balanceada. Eso sí: para nadie es un misterio que entre más frutas, verduras y hortalizas, mejor salud.

Bibliografía

  • Brügger, P., “Nós e os outros animais: Especismo, Veganismo e Educação Ambiental” en Linhas Críticas, 15(29), 2009, pp. 197-214.
    Craig, W. J., & Mangels, A. R. “Position of the American Dietetic Association: vegetarian diets” en Journal of the American Dietetic Association, 109(7), 2009, pp. 1266-1282.
  • Erb, Karl-Heinz, et al. “Exploring the biophysical option space for feeding the world without deforestation” en Nature communications 7, 2016.
  • Godman, H. “Move over Mediterranean—a vegetarian diet is equally good for health” en Harvard Health Blog, 2013. [online] Disponible en: http://www.health.harvard.edu/blog/move-over-mediterranean-a-vegetarian-diet-is-equally-good-for-health-201306056352 [Visto el 5 Jun. 2016].
  • Goodland, R; Anhang, J. “Livestock and Climate Change: What if the key actors in climate change were pigs, chickens and cows?” en WorldWatch, Noviembre/Diciembre, 2009, Worldwatch Institute, Washington, pp. 10-19.
  • Pimentel, David, et al. “Water resources: agricultural and environmental issues” en BioScience 54(10), 2004, pp. 909-918.
  • Rizzo, Nico S., et al. “Nutrient profiles of vegetarian and nonvegetarian dietary patterns.” Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics 113(12), 2013, pp. 1610-1619.
  • Waterfootprint.org [online] Disponible en: http://waterfootprint.org [Visto el 5 Jun. 2016]

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.

*